jueves, 19 de julio de 2018

Economía del movimiento no es ley del mínimo esfuerzo.
No se cuantas veces me he enamorado en un vagón de metro. 

Crecer es eso, supongo. 
Recibir la llamada 
La llamada de Dios
La llamada del Amor
La llamada a ser tú mismo
A equivocarte 
Y perder 
Perder ese miedo a tomar decisiones